miércoles, febrero 28, 2007

sor cutícula


sí, es cierto, pasé muchos años en un colegio religioso. será por eso que cuando miro mi mano no puedo dejar de ver a una monja en mi dedo

10 comentarios:

karina dijo...

Alucinante!
Todas las personas muy sensibles y dulces que conozco tienen dedos-monjas.

Nata dijo...

Mis manos deben ser ateas (a excepción de los pulgares que, con poco éxito, se han propuesto evangelizar al resto de los dedos).

al dijo...

Éste puede ser el inicio de una gran serie: "Monjas escondidas".

ariadna dijo...

tranquila Nata, creo que lo normal es que los dedos sean ateos. Soy yo que tengo algún que otro trauma... ;)
al, me parece que esta serie es una edición limitadísima de un ejemplar

Anónimo dijo...

Será por las mismas reminiscaencias del pasado, pero mis dedos índices son también "madres benitas"

ariadna dijo...

oooooooooooooooooooh la madre benitaaa!!!! todo el mundo debería tener a una madre benita en su memoria. Gracias, me has alegrado el dedo :)

Anónimo dijo...

Y no es lo mismo un dedo "madre benita", que un dedo "madre carmen juárez...." :(

(Myín, de momento soy anónima, pero estoy en ello, crearme un blog....)

Me encanta tu blog Karina yalú, todavía queda gente con sensibilidad...... ¡qué bien!

Lolita Blahnik dijo...

OHHHH..... no se si tengo algun dedo religioso, los mios parecen simples deditos currantes, maltratados...

ariadna dijo...

jajajajjaa lolita, mejor tener los dedos trabajados y vividos que encerrados en un convento ;)

ánimo con el blog mireyín!!!

color lili dijo...

ohh! esa imagen me recuerda a algo familiar, es possible que (hace muchos años) ma parecio tambien la monja...