lunes, febrero 19, 2007

fractal


mi amiga lili me pidió 150 sobres de los del correo aéreo de toda la vida: los de las rayitas azules y rojas como las de los barberos.
como mi amiga vive en parís, se da el absurdo de tener que mandarle 150 sobres de correo aéreo dentro de otro sobre, quien sabe si también por correo aéreo.

lo más difícil de todo ha sido convencer a los sobres de que se metieran dentro de otro sobre, renunciando a su propia esencia y convirtiéndose en carta por un día.
lo conseguí diciéndoles que en cuanto lleguen a París mi amiga los rellenará de cartas de amor anónimas (es cierto), y los esconderá y repartirá por toda su universidad.
parece ser que eso les gustó a los sobres, tenían miedo de acabar en alguna sucursal bancaria envolviendo facturas y recibos.

si a alguno de vosotros le apetece participar y alegrarle la existencia a alguno de estos 150 sobres, escribid vuestro mensaje en los comentarios!

13 comentarios:

dulcearoma dijo...

Yo les diría que son sobres afortunados, que viajan vigilados por un hermano mayor, para poder cumplir el mejor destino posible de un sobre, albergar una carta de amor...

Lo que me preocupa es el sobre marrón, que hará lili con él?
No querrá él tambien una carta de amor?

karina dijo...

Quisiera ser sobre y volar hacia parís con la bella tarea de ser mensajero de amor.

ariadna dijo...

aaaaaah cierto, el pobre sobre marrón... y encima marrón! pero no te preocupes, ya me he encargado de dibujarle unos cuantos corazones en el lomo ;)

color lili dijo...

una solucion es darle ganas de cumplir su mision, pues desde aqui, Paris, su corespondiente frances esta ya dispuesto en hecharle una mano.
http://colorlili.blogspot.com/

color lili dijo...

Y si! el sobre marron, ya lo quiero mucho!!!!

Tamaruca dijo...

Qué idea tan irresistible...´

Imposible negarme, ahí va mi declaración de amor a mi "anónimo"

Querido Anónimo:

Te detesto desde el primer día que te conocí. Reúnes todas las cualidades que odio en un hombre: cabezota, engreído, pesado y gruñón. Me resulta imposible hablar contigo sin discutir y estar a tu lado supone un hervir continuo de sangre, una alteración del sistema nervioso, una constante taquicardia.

Sin embargo no se me ocurre mejor forma de morir que sintiéndome así de viva. A tu lado.

Un beso y un mordisco,

Tam

ariadna dijo...

siiiii!!!! fantástica declaración de amor, tamaruca!!!

laura dijo...

qué idea tan linda! me imagino la sonrisa de los parisinos afortunados :)
y el sobre marrón, embarazado... seguro que disfruta dando a luz 150 mensajes de amor.

Yo, como soy muy mala escribiendo, enviaría un poema de A. Jodorowsky:

Si no me amas,
te mataré.
Si no me amas,
haré que me ames.
Si no me amas,
esperaré que me ames.
Si no me amas,
yo te amaré.


* cuanto más visito este blog, más me gusta :)

al dijo...

Ya lo dijo McLuhan, un señor que salía en "Annie Hall": el sobre es el mensaje (o algo así).

ariadna dijo...

qué casualidad, ayer justo vi annie hall, y de rebote al señor McLuhan!
por otra parte el sobre embarazado me alucinaaaaaa, y responde a la gran pregunta: ¿de dónde vienen los niños que nacen en París? es un misterio de la humanidad. Los niños no sé, pero los sobres vienen de Barcelona, y en lugar de ir en cigüeña van en avión! gracias Laura!!!

grampus dijo...

Gran carta, Tam!! (Paso de añadir nada más).

Al, jajajaja QUÉ BUENO.

al dijo...

Hablando de correo aéreo, ¿ya respondiste a la carta del globo?

ariadna dijo...

te puedes creer que lleva más de una semana en mi bolso con el sello puesto??? no sé, cuando salgo a la calle me distraigo y los buzones se esconden. Voy a salir AHORA a la caza del buzón y mañana cae el post al respecto ;)