miércoles, diciembre 07, 2005

diamonds are forever

Acabo de leer este artículo en el que se explica cómo las funerarias ofrecen diamantes obtenidos a partir de las cenizas de los difuntos. Tal vez suene macabro, pero a mí no deja de parecerme altamente poético que las joyas de la familia pasen a ser la familia propiamente. A partir de ahora no heredaremos el collar que perteneció a la tatarabuela, sino a la tatarabuela misma. ¿Se os ocurre algo mejor que ser recordado para siempre como un diamante?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Si es cierto no habia oido hablar, la verdad una excelente idea. Eso de ir al cementerio o tener las cenizas en casa es morboso. Estan en barcelona y encontré su web en www.algordanza.es

ariadna dijo...

muchas gracias por la información, aunque de momento espero no tener que probar sus servicios ;)

Luz Fria dijo...

jejejeje que bueno... es la primera vez que veo algo parecido, a saber cuanto cuesta un diamante de estos...

ariadna dijo...

pues hay de todos precios, según la calidad que quieras conseguir. Ya ves, incluso después de la muerte hay diferencias de clase... aunque sean de quilates ;)