lunes, septiembre 05, 2005

peces de colores


Dicen que los peces de colores se deprimen en las peceras.
Lo lógico sería pensar que es debido a tener que dar vueltas y vueltas en un espacio tan pequeño. Pero no, los peces de colores tienen una capacidad de memoria de 2 segundos, así que no les da para mucha lógica.
En realidad se deprimen porque están solos, lo cual, gracias a ser pez y recordar tan sólo dos segundos de tu vida, se soluciona del modo más fácil posible:
poniendo un espejo frente a la pecera.
Así, el pez cree tener compañía.
Cada dos segundos, alguien nuevo aparece en su vida.
Y por suerte no le da tiempo a encariñarse demasiado, ni a echarles de menos.

3 comentarios:

ariadna dijo...

En memoria de Cleo

maria dijo...

uno de mis primeros libros en leer fue...Tocan el violin los peces de colores??Y recuerdo que me toco algo que hasta ahora recurdo...hacedlo leer a vuestros pequeños...

ariadna dijo...

¡lo haremos, María! :)