jueves, junio 03, 2010

rebeldía

qué queréis, me lo pusieron tan fácil que no apreté el botón (cosa rara en mí, con lo que me gusta descubrir botones)...
pero aún y así, consiguieron picarme y no dejo de darle vueltas... ¿será un museo de cerrojos? ¿de escondites? ¿de mirillas?...
sacadme de dudas, ¿alguien ha estado en el museo de la curiosidad?
o mejor, ¿alguien ha estado en la academia de magia del primer piso y me puede teletransportar de nuevo a París?

7 comentarios:

al dijo...

Y tiene dos rostros, curiosamente.

ariadna dijo...

es la cara del curioseador automático, al :)

Deunaenuna dijo...

Hola! Me encanta tu blog y las cosas que haces, lo pondré en el mío como recomendado, te paso el mío para que le eches un vistazo!:D http://www.ropa-deunaenuna.blogspot.com/
Besitos!

zit... dijo...

mmm... que intriga!
y pudiste dormir y resistirte a volver?? yo no podría...

Señorita Lauris dijo...

dios mío, me encanta! :_D
... creo que yo no hubiese aguantado.

ariadna dijo...

de una en una, ¡muchas gracias! Bienvenida al clubazul :)

zit, señorita lauris... ¡no os puedo explicar lo que me costó resistirme! estuve un ratito esperando a ver si alguien apretaba el botón por mi pero no tuve suerte :)

DIEGO dijo...

Yo apreté pero no recuerdo lo que allí había... Abducción?

Me encanta la sensibilidad de tu blog. Está como hecho de espuma jeje...

Te invito a visitar el mío...