martes, octubre 21, 2008

amamás

que las paredes tienen oídos lo sabe todo el mundo, pero ésta es la primera vez que veo un techo que habla...
¿hablarán los techos con las paredes?, ¿las ventanas serán pausas?, ¿los cruces un punto y seguido?, ¿el paso de cebra puntos suspensivos?, ¿la chimenea una nota a pie de página?

19 comentarios:

ada dijo...

que casualidad, mi peque parece que también quiere hablar...
(cuando recibas mi mail lo entenderás...)

Azhra~Mingurriadas dijo...

Que bonita reflección ^^

claudia paredes dijo...

Las paredes oímos y hablamos. Amamás. ;)

ariadna dijo...

ada, ¡¡¡qué suerte haber podido grabar el primer "mamá" de Emma!!! un beso para las dos :)

azhra-mingurriadas, bonito techo ¿verdad?

claudia, pues ya me contaréis si el techo tiene algún otro momento de lucidez memorable como este ;)

Nata dijo...

Amores obstinados que se resisten a tocar techo. ;)

bambi (karina yalú) dijo...

Ari, princesa, lamento mucho no haberte saludado para tu cumpleaños... ya ves que estoy mas que ausente.... y tratando de comenzar una nueva etapa.
te quiero decir que siempre pienso en vos y que te quiero mucho, que no te imaginas todo la belleza y dulzura que le has dado a mi vida.
Muchos besos y abrazos.

ariadna dijo...

nata, los amores no deberían tener techo...

bambi, no te preocupes porque ¡hoy es mi no-cumpleaños! gracias bonita, sé que estás siempre ahí. ¡un beso volador!

.. dijo...

ojalá pudiéramos ver más techos. pubrets. no los ve casi nadie!

ariadna dijo...

.., les ven los pájaros, que son sus amiguetes :)

___________________ dijo...

:) y además qué bonito mensaje que tiene ese techo "Ama más".

Inés dijo...

Me gusta la palabra y me gusta que las chimeneas sean notas a pie de página, muy original!
Te he linkeado en mi blog vale?
Un saludo
Inés

Ciudadano B dijo...

Siempre me hablan. Cada mañana. Al subir la persiana tienen sus "buenos días" preparados para mí. Aunque nunca me dicen que ame más...

Saludos desde la ciudad de techos parlanchines, aceras con sabor a café y parques observadores.

Monseñor Senovilla dijo...

Amamás a Dios sobre todas las tejas.

noviembre dijo...

qué agradable tu blog, he querido ojearlo un momento y me he quedado un buen rato. me encanta.

las fotos.. las haces tú?

saludos

ariadna dijo...

________, ¡ama más! :)

inés, ¡muchas gracias y bienvenida!

ciudadano b, si estás por Barcelona, acércate a la estación de Sants a escuchar a los techos :)

monseñor senovilla, ¡amén!

noviembre, ¡gracias por tu visita, bienvenida! Las fotos las hago yo con una cámara que vive en mi bolso :)

emedemarta dijo...

ai! que la de los dos-puntos-suspensivos era yo! porqué salí así?? misterios de la naturaleza informática..

ariadna dijo...

jajjajjajaaaaa marta, me imaginé que eras tú, pero pensé que habías optado por una versión minimalista de firma... ¡besitos guapa!

Ciudadano B dijo...

Barcelona me pilla lejos para ir y venir en el día. Tengo ganas de echar, aunque sea, un fin de semana y conocer la ciudad... trataré de escuchar a esos techos de esa estación de la que me hablas... deben decir cosas interesantes.

Hay tantas cosas que hacer, y tan poco tiempo para vivirlas...

Besos deshabitados.

jlx dijo...

Que tarde llego...

Pues no es por nada, pero desde la primera vez que lo lei, estoy seguro que de lo que este techo nos quiere comunicar es la terrible y compulsiva necesidad que tienen los habitantes de esa casa de comer piña.

(Ananas comosus)