sábado, diciembre 09, 2006

los nómadas


a lo largo de mi vida he sido adelantada por todo tipo de vehículos: coches rápidos, lentos, bicis, niños en triciclo, caraduras, patinadores, viejecitas con bastón, hormigas, niños, listillos, aviones de papel...
confieso que nunca me había sentido tan turbada como siendo adelantada por una casa en plena autopista.

16 comentarios:

ariadna dijo...

Post 2/5 de la colección seriada "dedicatorias a Grampus". Edición limitada.

guinho dijo...

Lo que si es seguro es que no conduces muy rápido

ariadna dijo...

cierto, pero es que la lentitud me parece más poética

vafalungo dijo...

Los caracoles también llevan su casa a cuestas, pero lo hacen de una forma bastante más sufrida. Y supongo que tendrán la delicadeza de no adelantarte.

Anónimo dijo...

He visto casas rodantes y motorhomes, pero esto sencillamente es ridiculo...jejejejeje

al dijo...

Inaudito. En mi pueblo las casas sólo pueden adelantar por la izquierda.

ariadna dijo...

pues ésta se habrá quedado sin puntos...

grampus dijo...

A mi una vez me adelantó el tocino. Iba a toda velocidad.

(Me ENCANTA esta edición. ¿Tiene que ser limitada?)

Anónimo dijo...

Lo bueno de vivir en casa-camión es la variedad de paisajes que uno puede ver por las ventanas...
Lo malo es que siempre hay que tener monedas para el peaje...

ariadna dijo...

je, no te preocupes grampus: puede ser ampliable (la edición, la casa creo que no)

al dijo...

Grampus, a la cola.

grampus dijo...

Al, me lo has dejado tan fácil que no me puedo resistir: ¿A la cola? Aún quedan tres para mi... ¿Quién se tiene que poner a la cola?

(Es que me hace tanta ilusión...)

ariadna dijo...

wow qué éxito! tranquilos chicos, solución salomónica: a al le debo 5 cafés ;)

al dijo...

Grampus, no me he explicado bien, pero… da igual. He conseguido lo que quería. ;-)

grampus dijo...

Jajajaja, enhorabuena, Al.

al dijo...

Gracias.